desde1993El apellido RECODER está asociado a una gran familia de larga tradición en la joyería y el comercio de Brillantes y piedras preciosas.

Originaria de Mataró, su patriarca Josep Recoder Fábregas fue el primero en instalarse en Barcelona en el año 1.930 abriendo un taller de joyería en la plaza Sant Josep Oriol junto a la iglesia de Santa Maria del Pí en el corazón del barrio Gótico.

Dicho taller llegó a contar con más de 65 orfebres que, con el devenir del tiempo, conformarán la élite de la joyería en la ciudad.

También en esa época comenzó con la importación de diamantes en bruto de Brasil y África, que se tallaban en un taller de lapidación en los sótanos de la casa familiar sito en la calle Barcelona de Mataró.

Tras la guerra civil y ante la prohibición de seguir importando diamantes para joyería dada la situación de penuria del país, se transformó la lapidación de Mataró en una fábrica de herramientas y utensilios con aplicación al diamante industrial, siendo así pioneros en España en introducir los diamantes de uso industrial y primeros socios de la multinacional Dee Beers en el país.

Hoy en día la firma RECODER JOYEROS representada por la tercera generación, da continuidad a la tradición joyera y de importación de Brillantes a través de sus despachos en el Diamant Club de Amberes en Bélgica ,donde se realizan todas las compras de brillantes directamente en origen, y Barcelona donde diseñamos y creamos las joyas en nuestro propio taller de forma artesanal y personalizada.

 

Volver